Después de un reciente y maravilloso día del spank, -y digo maravilloso ya que estipular un día conmemorativo a una práctica como ésta permite la sensibilización y divulgación de la misma como algo más allá de unas simples palmaditas en el culo-, vamos a seguir conmemorando hablando un poquito más del tema..

  P1010604hhhh

Empecemos por reconocer un poquito el origen del anglicismo spank; cuya traducción literal es azotar. Este verbo, como todxs sabéis, significa golpear repetidamente una zona con la intención de aplicar un castigo en relación a un límite. Así que, no hace falta recordar, que el dar un cachete es más viejo que ….. , evidentemente más de unx lo habrá vivido en sus nalgas a manos de profesorxs y demás adultos que recurrían a los azotes para imponer su criterio, norma y castigo. Y esta práctica, evidentemente, la podemos encontrar recogida en muchísimas obras, epigramas, frescos… Pero ahí no vamos entrar, al menos por hoy.

Lo que sí me gustaría es podernos centrar, más adelante, en cómo se ha convertido en una práctica sexual muy interesante y demandada, relacionada mayoritariamente con el BDSM.

Por ahora, vamos a empezar haciendo un breve repaso a lo poquito recogido en la historia sobre dicha práctica. Encontramos que en el S. XIII, en Francia aparecen los primeros testimonios sobre la relación entre el dolor y el placer al recibir azotes en las nalgas. Pero eso no excluye que anteriormente se utilizase dicha práctica, ya que todos somos conocedores de la libertad sexual que proclamaban los griegos y de la riqueza sexual que portaban los burdeles romanos, de hecho, estos últimos practicaban ritos de flagelación a la mujer para conseguir su fertilidad y purificación. Una fiesta, estudiada y conocida, es la llamada Fiesta Romana de los Lupercales, dónde hombres de temprana edad (niños en edad adolescente) flagelaban con tiras de cuero a todo el mundo, sobretodo a las mujeres, con el objetivo de transmitir esa energía fecundadora. -Vamos, muy lógico todo, como la mayoría de tradiciones supersticiosas que se mantienen hoy en día-. Y cómo éstas, muchas más a lo largo de la historia que no me propongo detallar ya que se relacionan básicamente con el sufrimiento, dolor, superstición.. siempre dejando a un lado el placer.

Pero si os quiero hablar, de esos ilustres filósofos franceses, que revolucionaron la literatura con testimonios de gran contenido sexual. Un contenido perverso para la época, incluso para algunas mentes actuales. Podemos destacar muchísimos, yo os recomiendo para entrar más en materia: las confesiones de Rousseau, o cualquier lectura atribuida al marqués de Sade

A lo que íbamos que me voy por las ramas, el spank se ha practicado de diversas formas y con distintos objetivos a lo largo de la historia como ya hemos dicho, pero… ¿cómo ha llegado a formar parte de las prácticas sexuales?

Pues para saberlo hay que conocer al historiador irlandés, nacionalizado en España; Ian Gibson que a través de sus obras nos descubre una Inglaterra victoriana dónde el spanking formaba parte, de manera normalizada, en muchas de las relaciones sexuales que se llevaban a cabo en dicha época. De hecho, el spank y la flagelomanía fue conocida por el resto de Europa cómo el vicio inglés* a causa de la conocida afición en el país por prácticas de flagelación relacionadas con el ámbito sexual. Algo que también podemos encontrar en la biografía anónima con el seudónimo Walter, llamada My secret life atribuida a Henry Spencer Ashbee, un escritor con una vida realmente interesante, y , cómo no, también encontramos curiosidades de dicha época en el libro sobre consejos sexuales para maridos y mujeres de Ruth Smythers.

consejos sexuales 1894 Uff.. ¿demasiada clase de historia? Pues para que acabes de empaparte sobre el tema, te dejo un fragmento de El vicio Inglés de Ian Gibson. “A mi juicio, ninguna discusión sobre la sexualidad británica a partir de la época victoriana es posible sin tener en cuenta el sistema de azotes que, originándose en las public schools, se extendió a todas partes. Impotentes sin recurrir a los azotes, real o imaginariamente, las innumerables víctimas del sistema no sólo se vieron abocadas a una vida de deseos avergonzados e inconfesables, que hacía difícil, si no imposible, una relación matrimonial satisfactoria, sino que su condición dio origen a un auténtico océano de pornografía en la cual se recreaban ad-infinitum las añoradas escenas juveniles y sus ramificaciones.” Y ya para acabar, os dejo una imagen que me gusta mucho, sobre la iniciación al spank. spankinggood Feliz spank para todxs, disfrutadlo con conocimiento!!! Sin duda, el placer es mío.     ____________________ *Posterior Título de la obra de Ian Gibson.